Mirando hacia la costa: El boom inmobiliario